Dieta Alcalina – Aprende cómo bajar de peso naturalmente

La Obesidad – Riesgo de Cáncer

Descarga Nuestra App Gratuita - TopTrainer


TopTrainer

El Instituto Nacional del Cáncer de los Institutos Nacionales de la Salud de los EE.UU. ha publicado la siguiente información oficial que relaciona la obesidad con el riesgo de cáncer y también con enfermedades coronarias.
Hechos evidentes:
• En las últimas décadas, el tanto por ciento de adultos y niños con sobrepeso, y también de obesos en el mundo ha aumentado de manera considerable.
La obesidad se asocia con riesgos más elevados de sufrir cánceres de esófago y de seno (después de la menopausia), así como de endometrio (el revestimiento del útero), de colon y recto, y también de riñón, páncreas, tiroides, vesícula biliar y muy probablemente de otros tipos de cáncer.
• Así mismo, la gente obesa presenta mayor riesgo de enfermedad coronaria del corazón, así como también de apoplejía, tensión arterial alta, diabetes y de otras muchas enfermedades crónicas.
1. ¿Qué es la obesidad?
En este informe se describe la obesidad como un estado en el que la persona presenta una proporción anormalmente alta y malsana de grasa corporal.
En comparación con la gente que presenta un peso normal, aquellas personas que tienen un exceso de peso, o bien que son obesos,  tienen un riesgo más elevado de sufrir muchas enfermedades, tales como la diabetes, la tensión arterial alta,las enfermedades cardiovasculares, los derrames cerebrales y también algunos cánceres.
2. ¿Qué datos estadísticos existen sobre el sobrepeso y la obesidad?
Según los resultados obtenidos en una Encuesta Nacional de Exámenes de Salud y Nutrición (NHANES) entre 2007 y 2008, el 68% de los adultos de los Estados Unidos con edad igual y superior a los 20 años presentan sobrepeso o bien directamente se pueden catalogar como obesos.
Sin embargo, comparativamente, en una encuesta celebrada de 1988 a 1994 para observar los mismos parámetros, solo el 56% de los adultos de edad igual y superior a los 20 años tenían sobrepeso o eran obesos.
También ha aumentado el porcentaje de niños con sobrepeso y de niños obesos . En torno al 17% de los niños y adolescentes de edades comprendidas entre los 2 y los 19 años son obesos (datos de encuesta realizada en los años 2007 y 2008). En los años transcurridos desde 1988 a 1994, esa cifra era solo del 10%.
3. ¿Qué se conoce hoy en día sobre la relación existente entre la obesidad y el cáncer?
La obesidad se asocia con un riesgo más elevado de padecer principalmente los siguientes tipos de cánceres:
o Esófago
o Páncreas
o Colon y recto
o Seno (después de la menopausia)
o Endometrio (el revestimiento del útero)
o Riñón
o Tiroides
o Vesícula biliar
Según un estudio realizado en los EE.UU.  en el año 2007, basado en datos del programa del NCI de Vigilancia, Epidemiología y Resultados Finales (SEER), alrededor de 34.000 nuevos casos de cáncer en los hombres (4%) y 50.500 en las mujeres (7%) eran debidos a la obesidad.
El porcentaje de casos atribuibles a la obesidad variaba considerablemente en función de los diferentes tipos de cáncer, llegando a ser del 40% para algunos tipos cánceres, especialmente el cáncer de endometrio, así como el adenocarcinoma de esófago.
Una proyección a futuro de la tendencia de obesidad, basadas en datos sobre la economía y la salud en el año 2030,  dió como resultado estimativo que de continuar las tendencias actualmente existentes de obesidad, será posible llegar a los 500.000 casos adicionales de cáncer en los Estados Unidos en dicho año.
Son varios los mecanismos posibles que pueden explicar la asociación existente entre la obesidad y un mayor riesgo de padecer algunos tipos de cánceres:
• El tejido adiposo (tejido graso) produce mayores cantidades de estrógeno, que se asocian con un mayor riesgo de padecer cánceres de seno, de endometrio y otros.
• En la gente obesa se encuentran con frecuencia concentraciones más elevadas de insulina, así como del factor de crecimiento (IGF-1) en la sangre (una afección que se conoce también como hiperinsulinemia o resistencia a la insulina), que puede favorecer la formación de algunos tipos de tumores.
• Las células grasas son productoras de hormonas denominadas adipocinas, que pueden llegar a estimular o a inhibir el crecimiento celular. Como ejemplo, la leptina, que es más abundante en la gente obesa, parece que favorece la proliferación celular, en tanto que la adiponectina, que abunda menos en gente obesa, puede presentar efectos antiproliferativos.
• Las personas obesas presentan con frecuencia inflamación crónica en grado bajo o “sub-agudo”, lo que se asocia a riesgos más elevados de padecer cáncer.
Otros posibles mecanismos que se presentan son la alteración de las reacciones imnunitarias, así como los efectos en el sistema del factor nuclear kappa beta y también el estrés oxidativo.
4. ¿Relación entre la obesidad y el cáncer de seno en la mujer?
Multitud de estudios indican que el sobrepeso y la obesidad se asocian con un ligero aumento del riesgo de padecer cáncer de seno en la mujer después de la menopausia.
El mayor riesgo de padecer cáncer de seno después de la menopausia se cree que es debido a concentraciones más elevadas de estrógeno en las mujeres obesas. Tras la menopausia, los ovarios dejan de producir hormonas, y el tejido adiposo (graso) se convierte en la fuente más importante de estrógeno. Como las mujeres obesas tienen mayor cantidad de tejido adiposo, las concentraciones de estrógeno en ellas son más altas, razón por la cual parece producrise un crecimiento más rápido de tumores de seno que responden al estrógeno.
5. ¿Cómo se relacionan la obesidad y el cáncer de endometrio?
El sobrepeso y la obesidad se han asociado normalmente con el cáncer de endometrio, que es un cáncer del revestimiento del útero. Las mujeres obesas y aquellas que presentan sobrepeso presentan de dos a cuatro veces un riesgo más elevado de padecer esta enfermedad que aquellas mujeres que presentan un peso normal, sin importar el estado de menopausia.
A pesar de que aún no se haya determinado la razón por la que la obesidad es un factor de riesgo de cáncer de endometrio, algunas pruebas señalan al papel de la diabetes, posiblemente combinado con un grado bajo de actividad física. Las concentraciones más elevadas de estrógeno que son producidas por el tejido adiposo (graso) probablemente también influyen.
6. ¿Qué sabemos de la relación entre la obesidad y el cáncer colorrectal?
En los hombres, un índice más elevado de masa corporal se asocia en gran medida con un riesgo más alto de padecer cáncer colorrectal. La forma en la que se distribuye la grasa en el cuerpo parece ser un factor importante, así como la obesidad abdominal, que se puede medir por la circunferencia de la cintura, que pone de manifiesto una mayor relación con el riesgo padecer cáncer de colon.
También se ha podido observar que existe una asociación del índice de masa corporal y la circunferencia de la cintura en las mujeres, con el riesgo de padecer cáncer de colon, aunque parece ser que esta relación es menor que en el caso de los hombres.
Se han propuesto una serie de mecanismos para responder a la asociación de la obesidad con un mayor riesgo de cáncer de colon. Según algunas hipótesis, parece ser que existen ciertos mecanismos que podrían dar respuesta a la relación entre la obesidad con un riesgo más elevado de sufrir cáncer de colon en gente obesa.
Un mayor índice de masa corporal también se asocia con un riesgo más elevado de padecer cáncer de recto, pero el aumento del riesgo es más leve.
7. ¿Qué se conoce de la relación existente entre la obesidad y el cáncer de riñón?
La obesidad también se relaciona con el cáncer de células renales, que es la forma más corriente de cáncer de riñón, en hombres y en mujeres.
Los mecanismos por medio de los cuales la obesidad puede elevar el riesgo de padecer cáncer de células renales no se comprenden muy bien. La tensión arterial elevada parece ser un factor de riesgo conocido de cáncer de células renales, pero la relación que existe entre la obesidad y el cáncer de riñón no parece depender de una situación determinada de la tensión arterial. Las concentraciones más elevadas de insulina pueden favorecer la formación de la enfermedad.
8. ¿Qué sabemos de la relación existente entre la obesidad y el cáncer de esófago?
La gente con sobrepeso y la gente obesa presentan el doble de probabilidad de padecer un tipo decáncer de esófago conocido como adenocarcinoma de esófago respecto a la gente de peso saludable. La mayor parte de los estudios indican que no hay un riesgo más elevado sino, más aún, que existe un riesgo más bajo de padecer el otro tipo principal de cáncer de esófago, el de células escamosas.
9. ¿Qué se conoce de la relación existente entre la obesidad y el cáncer de páncreas?
Muchos estudios señalan que existe un riesgo algo mayor de padecer cáncer de páncreas en individuos que presentan sobrepeso o que están obesos. La circunferencia de la cintura puede ser un factor importante para asociar el sobrepeso y la obesidad con el cáncer de páncreas.
10. ¿Qué sabemos de la relación que existe entre la obesidad y el cáncer de tiroides?
Un peso en aumento se asocia con un riesgo más elevado de padecer cáncer de tiroides, pero no está claro cuál es el mecanismo.
11. ¿Qué se conoce de la relación que existe entre la obesidad y el cáncer de vesícula biliar?
El riesgo de sufrir un cáncer de vesícula biliar se eleva con un índice de masa corporal más alto. Este aumento puede ser debido a la alta frecuencia de cálculos de vesícula que se presenta en pacientes obesos.
12. ¿Cual es la relación que existe entre la obesidad y otros cánceres?
Aunque se ha estudiado extensamente, no parece existir una asociación firme entre la obesidad y el cáncer de próstata. Sin embargo, cuando se analizan los datos de muchos estudios realizados, los análisis ponen de manifiesto que la obesidad se puede asociar con un aumento muy ligero del riesgo de padecer cáncer de próstata.
Algunos estudios han puesto de manifiesto que los hombres obesos tienen un mayor riesgo de sufrir un cáncer de próstata más maligno que los hombres que tienen un peso saludable. Generalmente, el riesgo de cáncer de próstata se asocia a concentraciones de ciertas hormonas y de factores de crecimiento, especialmente el IGF-1.
Multitud de estudios de observación han puesto de manifiesto que aquellas personas que aumentan menos de peso durante su vida adulta presentan un menor riesgo de padecer:
• Cáncer de colon
• Cáncer de seno (después de la menopausia)
• Cáncer de endometrio
La División de Control de Cáncer y Ciencias Demográficas del NCI ha financiado a investigadores de otros países con el fin de aprender más acerca de cómo los factores modificables, como por ejemplo la obesidad, pueden cambiarse con el fin de alterar el riesgo de cáncer.
La información del artículo completo la puedes consultar en:
http://www.cancer.gov/espanol/recursos/hojas-informativas/riesgo-causas/obesidad-respuestas
Si deseas obtener más información relacionada con este artículo, en beneficio de tu salud y de la de los que te rodean, la puedes encontrar pulsando en el siguiente banner



 

 

Recomendación: Quizás podría interesarte este artículo: La dieta del semáforo

Deja tu comentario!